Que se oiga la voz de las escuelas privadas de música

MANIFIESTO

La Red Española de Escuelas de Música – REEM, invita a todas las Escuelas de Música y Artes a unirse y adherirse a este manifiesto cuyo objetivo es hacer oír la voz de cientos de Escuelas de Música y Actividades Artísticas en cualquiera de sus modalidades, la de miles de profesores, y cientos de miles de alumnos de todas las Escuelas Privadas del Estado Español, cerradas a cal y canto, por Decreto de cada una de las CCAA y ratificado por la Declaración de Estado de Alarma.

  • En este momento de una crisis tan extraordinaria, se repite en nuestros oídos la continua frase pronunciada por Ministros y representantes del Gobierno de España en todas sus comparecencias públicas… ¡NADIE PUEDE QUEDARSE ATRÁS!.
  • La música y las artes, como un todo, son un “Bien Social” que cubre la necesidad de expresarnos, relacionarnos, convivir, compartir, crear e imbricarnos emocionalmente con la comunidad.
  • Las Escuelas forman a los artistas para que pueda funcionar la “Industria Cultural”, pero también forman a los ciudadanos facilitándoles competencias para poder disfrutar en los espectáculos y en las manifestaciones artísticas.

No hay espectáculos sin artistas y no hay artistas sin Escuelas que los formen. Para que funcione todo, ¡ NADIE PUEDE QUEDARSE ATRÁS!. Podríamos aseverar, que las escuelas y centros en esta plataforma representadas, tienen una función muy destacada como “cantera” en ambos casos.

La REEM, impulsora de esta plataforma de expresión, decididamente habla aquí en defensa del derecho de los ciudadanos a elegir estas Escuelas para su formación. Con esa finalidad nació hace más de 40 años, buscando agrupar a la enseñanza privada de la Música y Artes e integrada por autónomos, sociedades, cooperativas, fundaciones, asociaciones y entidades sin ánimo de lucro.

  • Ninguna sustentada con fondos públicos, llevan a cabo actividades de enseñanza musical y artística de calidad, en muchos casos de "excelencia", para defender la continuidad y mejora de la educación musical y artística de los ciudadanos.
  • Asumiendo la responsabilidad de cubrir carencias de la enseñanza pública, dando a la sociedad un servicio que el sector público no presta. No sólo cubre el exceso de demanda social frente a la oferta pública, sino y sobre todo, se precia de haber sido y seguir siendo hoy, uno de los principales impulsores de la innovación pedagógica en la música y de la formación eficiente y realista de los alumnos que aspiran a tener la música como profesión.

Un gran porcentaje de artistas de la “Industria Musical” actual no se han formado en espacios públicos, sino en escuelas privadas, dado que es esta oferta privada la que cubre, desde hace mucho tiempo, las necesidades reales de formación en jazz, pop, flamenco y otras músicas actuales.

  • Este sector, que forma cada año a miles de estudiantes, que es “generador de empleos”, con un importante número de profesores y que es una parte esencial de la “Industria de la Música” en España, ha ido quedando al margen del camino como consecuencia de las decisiones que las administraciones públicas, las formaciones políticas, han ido tomando sin tenerle en cuenta.
  • Escuelas distribuidas por todas las CCAA que integran el Estado Español y que no cuentan con fondos públicos para su mantenimiento, fondos que también alimentamos todos con el pago de los impuestos.

No hay espectáculos sin artistas y no hay artistas sin Escuelas que los formen. A los problemas endémicos de la Música, se suman ahora los derivados de la pandemia del coronavirus, lo que nos lleva a estas preguntas que os hacemos llegar en estos momentos por nuestro más sincero sentimiento de abandono por parte de las Instituciones del Estado.

  • ¿Qué pasará con las escuelas privadas, que viven exclusivamente de las cuotas que pagan sus estudiantes, ahora que no hay estudiantes?
  • ¿Qué va a ser de estas escuelas, de sus profesores, y sobre todo de sus alumnos que no tendrán recursos para continuar?
  • Si nuestra música está en estos momentos más viva que nunca, ¿por qué nos sentimos tan abandonados?

Ante esta Crisis, la situación de Estado de Alarma Nacional y las insuficientes medidas decretadas en las que no se emprende ninguna acción para atenuar la situación de estas Escuelas de Música y Artes, cerradas por imperativo legal, de los profesores como músicos profesionales, de los alumnos cuya economía les privará de poder continuar y de los artistas españoles, a cuyos manifiestos nos sumamos, porque muchos se formaron y muchos imparten también su enseñanza en estas escuelas.

Se nos plantea la obligación moral, en defensa de todos ellos, de solicitar y reclamar que desde la Administraciones del Estado se establezcan instrucciones precisas con máxima urgencia, dando solución a las medidas de apoyo que les planteamos:

  • 1. Que el Gobierno declare Bien Social y de primera necesidad la educación artística y la cultura. Francia, Alemania o Portugal ya lo han hecho.
  • 2. Que se rebaje el IVA del 21% al 4% en cualquier manifestación artística relacionada con la Música y las Artes en general.
  • 3. Que se arbitre un sistema de ayudas por el Estado y las CCAA, para que, una vez que la crisis sanitaria haya sido contenida y se pueda volver a una cierta normalidad en las Escuelas, puedan evitarse los cierres que, a buen seguro, se producirán por las dificultades, en el caso de que fuese necesario adaptar los espacios de que disponen éstas y de los ratios establecidos, a requerimientos sanitarios que pudiesen, en ese momento, seguir activos.
  • 4. Que el Estado, junto con las CCAA, faciliten y diseñen una línea de concertación con las Escuelas Privadas de Música y Artes o, en su defecto, una línea de Becas para atender los derechos ciudadanos de los padres y madres que han elegido éstas para la formación y educación musical y artística de sus hijos, teniendo en cuenta además la situación económica en la que pueden quedar muchas familias.

La Música, las Artes y la Cultura, no pueden apagarse. Nos acompañan desde el nacimiento, empapando cada minuto y rincón de nuestra vida. Es tan esencial y tan de primera necesidad, que nos levantamos con ella: radio, tv, reproductores de CDs, música ambiental, plataforma de contenidos, móviles, música en streaming, redes sociales, nuestro propio canto. Sin música y sin actividad artística no tendríamos identidad como individuo ni como colectivo. ¿Qué sería de todos nosotros estos días sin su presencia?.

La implementación de un sistema de ayudas de diverso calado y con el concurso de distintos Ministerios como los de Educación, Cultura, Hacienda y Trabajo, planificado por el Estado y con el concurso del sector y en el que también participen las CCAA, evitaría los cierres y finalización de actividad a la que la mayoría de las Escuelas podrían verse abocadas.

Señoras Ministras, Señores Ministros, siendo plenamente conscientes y valorando lo difícil de la situación en la que nos encontramos en todos los ámbitos, especialmente en el Sanitario, desde esta Plataforma S.O.S. ESCUELAS PRIVADAS DE MÚSICA Y ARTES, les rogamos que, al tiempo de plantearse ayudas para los actores y agentes del Mundo de la Cultura, se tenga en cuenta también a las Escuelas que contribuyen de manera tan directa en su formación artística y musical.

  • Solo nos resta, ofrecerles la colaboración de los innumerables profesionales, gestores y técnicos con los que contamos. Buenos conocedores del funcionamiento de las Escuelas, de su estructuración, de las necesidades y las obligaciones que genera su funcionamiento desde todos los ámbitos, en especial en el educativo.
  • Nos hacemos eco de ese lema que nos gustaría adoptar como nuestro.
  • NADIE PUEDE QUEDARSE ATRAS